Conoce a Javier

Nuestras habitaciones

Nombre:

Apellido:

Email:

Teléfono:

Tipo de habitación:

Número de ocupantes (adultos y niños):

Comprueba la disponibilidad de la habitación en el calendario:

  available     unavailable

Día de llegada:

  your selectionOK

Día de salida:

  your selectionOK

Consultar las condiciones de pago y cancelaciones

sobre-javier

Javier Aramendía

El Trujal de las Bardenas es, más que una casa, un modo de vida: la de Javier, su propietario, que ha hecho realidad su sueño de conseguir vivir de manera sostenible y en armonía con la naturaleza.

Desde bien joven buscó experiencias vitales que alimentaran esa visión que tenía del mundo. En el año 73 se plantó en Barcelona con la intención de estudiar psicología, y terminó viviendo la vida hippie de aquellos años en Menorca. De Menorca, vuelta a Cabanillas, a la casa que su padre tenía en el campo, conocida como “La casa de las Marquesas”. Pero el proyecto de Javier poco tenía que ver con una vida de marqués: montó una comuna con varias parejas más.

Muy a su pesar, esta experiencia fue breve. Pronto encontró trabajo en San Sebastián, iniciando así una vida profesional dedicada al mundo de la hostelería en la que ha estado inmerso durante 37 años.

La vuelta al origen pasa por entender que la vida merece ser vivida con la intensidad y energía que nos enseña la naturaleza

A los 50 toca parar y echar la vista atrás. Recordar los motivos que empujaron a Javier a regresar a Cabanillas de joven y montar la comuna. Perseguir esa filosofía de vida ecológica y sostenible que no le ha abandonado nunca; sino que por el contrario ha ido alimentando esa parte más íntima que todos tenemos y que a veces es tan difícil de manifestar con palabras.

Javier sabe que muchos le tacharán de loco, pero su profundo convencimiento de vivir una vida en contacto con la naturaleza hace de su casa un lugar lleno de autenticidad y esperanza porque otra manera de vivir es posible. Además no está solo en esta aventura, Ana, su hermana, y Juanjo, su cuñado, comparten con Javier su visión de la vida y le acompañan en el día a día ayudándole con todas las tareas de la casa, sobre todo en la cocina y en el cuidado y cultivo de la huerta.

Una casa en armonía con la naturaleza

3 años es lo que ha tardado Javier en materializar su proyecto de casa rural ecológica en lo que es hoy: El Trujal de las Bardenas, un lugar que encarna la particular visión de Javier de entender la vida, la relación con los demás y con la naturaleza.

Como a él le gusta explicar, El Trujal de las Bardenas es más una casa de acogida que un lugar donde pasar la noche. Javier entiende su casa como un proyecto vital con el que tiene el profundo convencimiento de que mucha gente comparte.

Si tú eres uno de ellos, prepárate para experimentar la naturaleza en estado puro con la tranquilidad de contar con una preciosa y cómoda casa en la que cobijarte. Ten por seguro que no te faltará la buena conversación y la buena comida alrededor de la mesa. Y que los habitantes de El Trujal de las Bardenas te harán sentir uno más de su pequeña gran familia formada también por todos los animales y plantas del campo.